Desvaríos de resaca

Publicado: 24 octubre, 2010 en Sin sentido

Bendita soledad, que me permite apreciar lo maravilloso de tu compañía.

Maldita soledad, que me obliga a echarte de menos.

Sagrada soledad, que me ayuda a ser yo misma, para poder ser nosotros sin perderme en la inmensidad de lo que eso significa.

Querida soledad, a tí te hablo, ahora, que el nosotros ha dejado de existir, que ya sólo somos tú y yo, cada uno con su propia soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s