Contradicciones

Publicado: 13 diciembre, 2010 en Estudios antropológicos, Locuras

Vivimos en un mundo de contradicciones. Nosotros mismos somos un claro ejemplo. Pensamos que somos de una manera, y en cuanto nos enfrentamos a la realidad, actuamos en contra de nuestros principios. Decimos unas cosas, y luego hacemos justamente lo contrario. Rechazamos aspectos de la personalidad de otras personas cuando la mayoría de las veces es un rasgo predominante de nuestra propia forma de ser.

Yo, lógicamente, no me libro de esa descripción. Suelo dejar que me afecten cosas que, cuando las veo desde fuera, objetivamente, me hacen reír. Me río de mi propia estupidez, de mi debilidad e inconsciencia. De seguir tropezando siempre en la misma piedra, como ya dije hace mucho tiempo en otra entrada del blog. Cambia la situación y el entorno, pero en el fondo, la piedra es la misma.

Afortunadamente cada vez soy capaz de darme cuenta antes de lo tonta que estoy siendo, y puedo corregirlo rápidamente. También tengo la suerte de tener a gente a mi alrededor que me conoce y conoce mis debilidades, ayudándome a abrir los ojos enseguida. Aceptando con condescendencia mis fallos.

Así que no os sintáis mal por hacer locuras, por ser débiles o cometer los mismos errores una y otra vez. Simplemente, aprovechad la situación para aprender a verlo venir, a prepararos para la caída de modo que sea más rápida la recuperación. Apoyaos en los demás para levantaros, pues es más fácil ponerse en pié si tienes una mano amiga que tire de tí.

Reíos de vosotros mismos cuando os caigais. Es la mejor manera de quitarle importancia y al menos saldrá algo bueno de un tropiezo… pues reirse es la mejor medicina para todos los males. Nuestras vidas serían más sencillas si aprendiéramos a reirnos más. Los problemas se ven de otra manera cuando le encuentras el lado cómico.Y reirse de uno mismo acompañado es lo mejor para reponerse de un golpe.

Anuncios
comentarios
  1. […] tienen, después de haberlos solucionado, a no dar las cosas por sentadas para poder sorprenderme, a reírme de mí misma. No es algo que se pueda conseguir de un día para otro, ni mucho menos. Pero doy fe de que puede […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s