Egoísmo sano VS egocentrismo

Publicado: 20 julio, 2011 en Consultorio de doctora Silvi

Creo que ya lo he dicho alguna que otra vez, pero yo lo sigo repitiendo, por si alguna vez cuela y alguien me hace caso 🙂 Tan malo es el egocentrismo, como la ausencia total de egoísmo. Aunque suene raro, hay una cosa que alguien muy listo llamó “Egoísmo sano”… que no viene a ser más que el punto justo en el que una persona pasa de ser altruista y desinteresada… a ser totalmente gilipollas.

Hay mucha gente buena por el mundo (gracias a dios), pero por ser buena no hace falta dejarse machacar, ni poner la felicidad de los demás (de TODOS los demás) por delante de la nuestra. Lógicamente, la felicidad compartida es mucho mejor, por lo que si puedes ayudar a otra persona a ser un poquito más feliz, es uno de los mejores regalos que puedes hacerte a ti mismo. El saber que has colaborado activamente en poner esa sonrisa en el rostro de una persona a la que quieres… no tiene precio.

Pero nunca, y repito NUNCA, se puede hacer feliz absolutamente a todo el mundo a la vez (NUNCA, no te engañes). Porque la gente es egoísta por naturaleza, y muchas veces quiere cosas de nosotros que no son justas. Y si cedemos a esos caprichos, otras personas que también nos quieren, pero que a lo mejor son más desinteresadas, sufrirán por vernos infelices. Y ese es el límite que yo veo tan claro, que diferencia entre egoísmo sano y egocentrismo. Una cosa es hacer todo lo que esté en tu mano para conseguir que una persona a la que aprecias consiga ser feliz… y otra muy distinta es hacerte infeliz a ti mismo por cumplir unos caprichos egoístas y acaparadores de una persona voluble e inmadura.

La misma premisa que dice: “La libertad de uno termina donde empieza la del otro” puede aplicarse aquí: “El altruismo de uno termina donde empieza el egocentrismo del otro”. O, al menos, ahí debería terminar. Es un límite bastante sutil si no somos capaces de ver claramente las razones de la otra persona por pedirnos sacrificios que nos duelen y nos hacen sufrir. Pero tampoco es justo pasarse toda la vida sufriendo y privándose de las alegrías y los sentimientos, únicamente para intentar que todo el mundo nos quiera y esté contento con nosotros y nuestra forma de actuar.

Sé un poco egoísta, pues tu felicidad es igual de importante que la del resto del mundo. Y una persona que necesite de tu sufrimiento para ser feliz, no se merece que tú sufras por ella.

Eso sí… ahora no te escudes en esto para ser egoísta de más y poner tu felicidad por delante de la de todos los demás. Tampoco tú merecerías ser feliz si para ello tienes que hacer sufrir a alguien aún pudiendo aliviar ese dolor con un simple gesto o detalle. Todo es cuestión de equilibrio. ¿Es legítimo el sufrimiento de esa persona por verte feliz? Si la respuesta es SÍ, intenta aliviar ese dolor como puedas, pero sin necesidad de sufrir tú a cambio. Pero si la respuesta es NO… creo que todos sabemos lo que deberíamos hacer en esa situación…

Reservado pa mi


Anuncios
comentarios
  1. seba san dice:

    si bien todo lo que dices es interesante, mas interesante me parece a mi saber que sucesos o cosas, son las que desencadenan este pensamiento tan fuerte como para escribir sobre tal…
    por mas que tu me digas que no, cada vez que se te ocurre algo, es gracias a un suceso dado que va desencadenando ideas hasta llegar a una manzana que cae de madura del árbol.

    un abraso

    • catuxa20 dice:

      En ningún momento he dicho que mis posts no sean desencadenados por un hecho conctreto. Todo lo contrario. Normalmente son cosas que ya se me han pasado por la cabeza antes, o que las he discutido con gente, pero que en un momento determinado alguna vivencia o experiencia conctreta (tanto mía como de algún amigo), me han hecho plasmar por escrito. Así que estoy totalmente de acuerdo contigo 🙂 esta última concretamente es por una amiga, bueno… realmente las últimas entradas son casi todas por ella, creo que pasamos demasiado tiempo juntas, jejejeje.
      Un besico!!!!

  2. seba san dice:

    Leí tu nota mas reciente y luego este mensaje, soy un Tonton!.

    Interesante respuesta, quizás tomar la nota en contexto ayudaría a poder “interpretar” la idea mejor, es decir, entender más la posición del escritor, para que luego, tomar la correspondiente “enseñanza”.

    Dicen que los grandes artistas son aquellas personas que se encargan de descargar aquello que anda dando vueltas en el ambiente en un papel, para que otras personas puedan disfrutar de esa “transformación”.
    Retomando lo del segundo párrafo y con la idea del 3ero, cuando escuchas una canción de supongamos “Arjona” es bueno saber en quien pensaba en el momento en que la escribió, o mas bien que hecho desencadeno la escritura. Notaras como cambia la percepción de la misma, hay un antes y un después luego de enterarte el contexto de la obra. Si bien no saberlo genera nuevos puntos de vista con respecto a un tema, muchas veces el autor solo quiere un punto de vista y no le van otros.

    Abrasson!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s