Decisiones…

Publicado: 28 julio, 2011 en Consultorio de doctora Silvi, Mi vida es así

Conflicto de intereses. Emociones encontradas. ¿Qué hacer cuando las dos cosas que quieres son opuestas? Si tienes una, no puedes tener la otra. ¿Cómo eliges fríamente? Por mucho que sepas cual es la elección objetivamente correcta, buscas excusas que te impidan tomarla. Intentas diluir tu responsabilidad intentando compartirla con alguien más, para tomar la salida más fácil, la que cause menos problemas. Pero eso no es justo. Porque si luego lamentas tu elección, culparás a esa persona por haberte obligado a tomar la opción errónea. Y no es cierto, tú has tomado la decisión solo, pero justificándola con pobres disculpas.

Hay que enfrentarse a la vida, y responsabilizarte de ella. Es tuya. Tú eres el responsable de lo que hagas con ella, de cómo la diseñes y de qué caminos tomes. Mi táctica para tomar decisiones que cambiarán mi vida es imaginarme con 80 años, contando a mis nietos lo que he hecho a lo largo de esos años. ¿Cuál de las opciones me hará sentir más orgullosa? Aunque salga mal, podré decir… yo lo intenté. Luché por alcanzar todas mis metas, todos los sueños que se me cruzaron en algún momento de mi vida. Algunos los conseguí, otros no, pero sé que no fue por falta de empeño, simplemente no tenían que ser.

Así que en el fondo ya sabemos cuál es la opción correcta, sencillamente tenemos que encontrar la fuerza para tomar la decisión. La valentía no es la ausencia de miedo, sino la capacidad de seguir adelante a pesar de él.

 Seamos valientes.

123RF - destino Coraje

Anuncios
comentarios
  1. seba san dice:

    Casi siempre la “indecisión” además que por tener que optar por 2 cosas que deseas, también se da por miedo a tomar la peor decisión. Pero si hay algo que consuela mucho es que si te acostumbras a tomar decisiones, con un poco de experiencia logras elegir siempre la mas correcta, o la que menos culpa te da, o esas cosas.
    Si lo planteamos como un problema lógico seria así:
    Tengo que tomar la decisión de elegir la caja A, B o la C. Si elijo la B y la B no es la correcta o no es la mejor, ya se que la B no es!, ahora tengo un 50% de acertarle a la mejor, mientras que antes tenia un 33%. Cada error que cometes agrega un porcentaje favorable para vos para la próxima elección!. Si magnificamos esto, se puede interpretar como: Por cada decisión “errónea” que tomamos, mas experiencia tenemos para saber cuales opciones NO tomar, y así, en un futuro tomaremos mejores decisiones. Esto solo se logra si en el pasado nos equivocamos.

    Bla bla bla blaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Ya se que no apuntabas para esta rama, pero quería dar mi punto de vista al respecto. Un abraso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s