Perspectiva y ángulo de visión

Publicado: 26 octubre, 2011 en Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos

¿Os habéis fijado en lo mucho que ha ido variando la imagen que tenéis de cómo sería vuestra vida, a lo largo de ella? La perspectiva es un concepto complejo, y depende del ángulo desde el que miremos el objeto que intentamos analizar. Cuando eres un niño te imaginas que harás cosas asombrosas, como ser astronauta, princesa o bombero. Nunca he oído a un niño decir que quiere ser banquero o cajera de un supermercado. No se pueden imaginar haciendo algo tan simple y aburrido. Ven su vida desde el punto de vista de la inmortalidad y la totipotencia. Un niño se convierte en adulto en el momento en que es consciente de su propia mortalidad (o al menos eso he leído por algún sitio), y será en ese momento en el que se replanteé lo de ser astronauta.

Al llegar a la adolescencia cambiamos totalmente el ángulo de visión. Te obligan a decidir qué vas a hacer con tu futuro en el momento de mayor confusión, cuando todavía estás intentando decidir quién eres y como encajas en tu mundo. Mal momento para tomar decisiones que afectarán al resto de tu vida. Pero hay que hacer un esfuerzo, y normalmente la mayoría elegimos un camino menos apasionante que el de astronauta, pero más seguro y asequible. Y en ese momento no aspiramos a nada más allá de una vida normal, porque bastante tenemos en ese momento con aceptarnos a nosotros mismos como para llegar a pensar que alguien más nos va a aceptar y nos va permitir hacer alguna grandeza.

Pero al pasar la pubertad, sintiéndote más seguro de ti mismo, y si has tenido la suerte de haber elegido un camino que te gusta, vuelves a pensar a lo grande. Director de una empresa, magnate de las finanzas, chef o artista famoso, o, en mi caso, un científico de renombre, incluso con un premio Novel bajo el brazo.

Pasan los años, y ves que no es tan sencillo como parecía. Y empiezas a acomodarte a una vida más sencilla. Y a pensar que tampoco se está tan mal de cajera del supermercado, o siendo profesor, o recepcionista. Y tu perspectiva de la vida cambia totalmente. Ya no te interesa tanto hacer algo grande en la historia de la humanidad, prefieres tener una vida sencilla y feliz a estar amargado trabajando 14 horas al día. O al menos esa es la excusa que nos ponemos para no sentirnos mal por no haberlo conseguido.

Lo importante es que al final de tu vida puedas mirar atrás y no lamentes no haberte atrevido a hacer algo, o no haber luchado con más fuerza por lo que querías. Porque las vidas sencillas están muy bien, de hecho yo creo que son las mejores, pero si la eliges tú conscientemente, no por imposición o por miedo a no ser capaz de hacer algo mejor. Es mejor intentar la grandeza, y si por el camino ves que no compensa, puedes abandonar, porque siempre podrás decir: “lo intenté, pero no era feliz”. Pero si ni siquiera lo intentas, ¿que vas a contarle a tus hijos cuando te pregunten: “¿Y tú, que querías ser de mayor?”?

Anuncios
comentarios
  1. seba san dice:

    Estas pasando por una crisis existencial re copada!… Es el tipo de crisis que me planteo cada vez que desapruebo un final en ingeniería… Esos planteos surgen cuando las cosas funcional no de la manera que uno quiere y ahí es cuando uno se siente mas “mortal” que de costumbre…
    Pero sabes que? Yo estoy estudiando en el Harvard Patagónico, no por lo reconocido, sino por lo exigente… esto hace que el día a día sea complicado y que siempre exista una fuerza que te tire a elegir ” un camino mas confortable y “””””””FELIZ”””””””””” “… Pero luego de ver algunas biografías (mejor dicho MUCHAS) me he dado cuenta que las personas que cambiaron al mundo no fueron aquellos “chicos 10” que todavía no conocen la mortalidad, sino que aquellos que saben MUY bien lo que es la muerte, perdón la “mortalidad”… han fallado muchas veces y han sufrido mucho, por eso quieren hacer algo para que nadie sufra como ellos…
    Claro, siempre tenes las excepciones políticas a la regla como siempre, pero que no son “históricamente importantes”… Últimamente vi la biografía de “Juan pablo II”… interesante historia.
    Yo creo que el destino de cada uno se encarga de hacerte imposible el camino por donde NO tienes que ir, y hacerte “dificultoso” el camino por el que SI tienes que ir.
    Me haz dado en la tecla como siempre… y me quedo picando esto de que en la etapa de nuestra vida más confusa y revoltosa nos hacen tomar una decisión re importante para nuestro futuro… algo que pensar para el finde!.
    Maravillado!.
    Saludos desde la Patagónia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s