¿Por qué todo el mundo se extraña de que esté feliz?

Publicado: 21 febrero, 2012 en América, Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Mi vida es así

Es cierto, estoy a más de 6000 km de casa. Y sí, estoy sola en un país que no conozco. ¿Y qué? ¿Por qué es tan raro que me sienta a gusto y esté disfrutando?
Happiness
Es agradable que todo el mundo me ofrezca ayuda y que se preocupen por mí. Y yo lo agradezco en el alma. Es bueno sentirse protegida incluso aquí. Me tranquiliza pensar que si me ocurriera algo, hay gente que apenas me conoce y aún así está dispuesta a sacrificar su tiempo y su esfuerzo en solventar mis problemas.

Pero estando acostumbrada a vivir sola y a arreglármelas como pueda, me sorprende que gente desconocida ponga tanto empeño en ayudarme. Lógicamente esa preocupación viene por vivencias propias, pues han pasado por lo mismo que yo. Dejaron su casa y su hogar para irse al otro lado del mundo a sobrevivir. Y parece ser que a la gente le resulta duro hacer eso. Así que el contraste con mi actitud es mucho mayor. No hay depresión, no hay agobio, no hay tristeza. Sólo ilusión y alegría.

¿Soy la excepción? No lo creo. ¿Entonces por qué hay tanta diferencia? Yo lo achaco a mis circunstancias. El hecho de haber pasado tanto tiempo sin trabajar, aburrida y sintiendo que mi potencial se estaba desperdiciando, ayuda bastante, porque el volver a poner todos mis sentidos en la ciencia me ha despertado del letargo. Me siento útil otra vez. ¡¡Y me divierte!! Me siento apreciada y valorada por lo que soy. A diferencia de lo que ocurre en España, dónde la mayoría de la gente no sabe ni en qué consiste un doctorado.

Además, he pasado muuuuuchos años en Murcia. Preciosa ciudad, y un lugar muy agradable para vivir. Pero aburrida. Echaba de menos el tener sitios distintos que visitar. Echaba de menos la novedad. Me he pasado mi infancia mudándome cada pocos años. Y aunque agradecí el poder echar raíces por fin en un sitio… al cabo de tantos años había empezado a añorar el sentimiento de descubrir que hay un mundo distinto ahí fuera, esperándome.

Y sí, echo de menos a mis amigos y mi familia. Pero siempre he sido muy independiente, y me siento a gusto estando sola. He logrado conocerme a mí misma y aceptarme tal como soy. Y eso me da una tranquilidad inusual. No necesito tener a la gente que me quiere a mi lado, para saber que están ahí y siempre lo estarán. No necesito estar rodeada de gente para sentirme bien. Puedo ser feliz estando sola, porque sé disfrutar de mi soledad. Puedo embeberme en el placer de ir descubriendo poco a poco Duke, Durham y North Carolina, sin agobiarme por no tener gente con la que salir (que sí la tengo, todo sea dicho, pero no buscada por mí).

Y muy importante, tengo la suerte de tener un hobby que me permite conocer gente rápidamente. Pues el mundo de la salsa será todo lo sectario y viciado que queráis, pero no os podéis imaginar la ventaja que tiene el poder salir de fiesta sola, en una ciudad que no conoces, en un país extraño… y a los dos minutos de haber entrado, que alguien te saque a bailar y ya no parar en toda la noche. Porque lo bueno de que sea sectario es que todo el mundo se conoce y está cansado de ver siempre las mismas caras, así que cuando llega alguien nuevo, se le acoge con los brazos abiertos. Por muy deprimida que pudiera estar (que no es el caso), siempre podría irme a bailar un rato y olvidar todos mis problemas, aquí, en China o en la Patagonia, seguro que hay algún bar donde pongan salsa.

Pero sobre todo… se lo debo a mi actitud. No estoy aquí por obligación. No estoy aquí porque en España no haya trabajo para mí (que es cierto que no lo hay, pero no es mi motivo para irme). No estoy aquí porque es lo que se supone que debo hacer. Estoy aquí porque quería vivir una gran aventura antes de asentarme. Estoy aquí porque puedo, y no quería desperdiciar una oportunidad única de ver el mundo. Y estoy aquí porque tengo un novio fantástico que no solo no me pone impedimentos para irme al otro lado del mundo, sino que encima se viene conmigo.

¿Afortunada? Seguro. Pero me he buscado mi propia suerte. Céntrate en los aspectos positivos y sácales brillo. Olvida que hay cosas negativas. Disfruta de tu vida, que solo tienes una.

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Neo dice:

    Es lo del vaso medio lleno, medio vacío… en realidad siempre está completamente lleno!! I’m proud of you, go and take over the world!

  2. Neo dice:

    por cierto, en la foto vás de amarillo… ¡¡DE AMARILLO!!

  3. Diego dice:

    Y yo me alegro que te encuentres así de bien.
    Que envidia sana me dás… se como te sientes cuando dices -“al cabo de tantos años había empezado a añorar el sentimiento de descubrir que hay un mundo distinto ahí fuera…”- a mi también me pasa y en esa misma situación.
    Y con lo de .. .-“No estoy aquí porque en España no haya trabajo para mí (que es cierto que no lo hay, pero no es mi motivo para irme). “- ¿No será que querrías perder de vista a más de uno? jejeje, me incluyo 😛

    Se te echa de menos, lo sabes.
    Un besazo y aseguír disfrutando

  4. Seba san dice:

    me gusto esto: ” Puedo ser feliz estando sola, porque sé disfrutar de mi soledad “.
    Últimamente me dedico a leer sobre: ” el entorno que genera la felicidad”. Se genera una atmósfera que todo ser social quiere respirar, es un imán para cualquier persona, es como un pedazo de carne en la sabana, se llena de depredadores. Por eso creo que “la felicidad” es esencial para la vida, es nuestro segundo combustible, y me alegra que tu puedas llevarlo a cabo. (envidio tu posición de científica!!!, pero ya vas a ver mas adelante :P).
    Eres un punto de referencia (para mi) con respecto a los habitantes de EEUU y te admiro por el poder de hacerme cambiar de opinión!. 3 hurras para silvia!.
    Saludos desde la patagonia :-).

    • catuxa20 dice:

      La verdad es que me ha sorprendido muy gratamente la gente. Supongo que después de unos meses aquí empezaré a ver lo locos que están, pero es que me hace gracia!!! jejejeje. ¿¿Qué hay de malo en estar loco?? Mientras no hagas daño a nadie, y si eres feliz así, ¿quién soy yo para negarte esa felicidad, aunque esté basada en una fantasía?A ver quién es capaz de demostrar que es malo ser diferente… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s