Premios y castigos.

Publicado: 4 julio, 2012 en América, Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Mi vida es así

Después de solo 5 meses trabajando, mi jefe ya me ha demostrado que voy por buen camino con el mejor regalo que un jefe puede hacer… subiéndome el sueldo!! No es gran cosa, y probablemente sea un detalle por mi reciente boda, pero refleja que está contento con mi trabajo.

Y mi jefe tonto no es, porque al darme un reconicimiento tan pronto, consigue que yo trabaje todavía con más ganas y le dedique más esfuerzo.

Eso es algo que la gente no tiene muy presente. En lugar de castigar o reprochar los errores, se consiguen más beneficios premiando los éxitos. Lo mismo ocurre con los niños. Siempre aprenden más y se esfuerzan más si les das tu aprobación y les estimulas con palabras de ánimo. Pero en nuestra sociedad está demasiado arraigado el castigo, mientras que a las cosas positivas se les quita importancia, no se nos vayan a subir a la cabeza.

Y con ello no me refiero a lo que hacen algunos padres, como regalar una bici por el simple hecho de aprobar el curso… con suficientes!!! Pasar el curso con un suficiente no es un éxito, es una obligación. El éxito es hacerlo con sobresaliente. Eso sí conlleva un esfuerzo, y eso es lo que hay que premiar. Y no acepto las excusas como que en el instituto las matemáticas son muy complicadas, y sacar el 5 ya es un gran esfuerzo… Si el esfuerzo se hubiera realizado desde el principio, el instituto no resultaría tan complicado. Lógicamente, si una persona no ha dedicado un mínimo esfuerzo en 8 años, no se le puede exigir que lo haga ahora, le resultará imposible. El progreso es, valga la redundancia, progresivo. No se consigue el éxito, o el sobresaliente, de la noche al día.

Hay una expresión en inglés que me gusta mucho para definir eso:

‘One step at a time’

Básicamente significa que te preocupes solo del paso que tienes que dar ahora, ya te preocuparás del siguiente cuando te toque darlo. De la misma manera que colocar las piezas de un puzzle, los problemas se resuelven de uno en uno. De que vale que te preocupes por el conjunto, si todavía tienes que resolver cada una de las partes?

Así que olvida el resto, y enfoca toda tu atención en el problema que tienes delante. Y cuando lo resuelvas, prémiate por ello, si nadie más lo hace por tí. Te lo has ganado. Y siempre viene bien un respiro antes de afrontar el siguiente problema. Una vez tengas todas las piezas del puzzle colocadas, te será muy sencillo ver la imagen completa.

 

Anuncios
comentarios
  1. Neo dice:

    Para mi el aprendizaje funciona igual para todos, seas adulto, niño o perro… o todo a la vez :). Se trata de encontrar un perfecto equilibrio entre refuerzos positivo y negativo, sin prescindir de ninguno, y, extremadamente importante, mantenerlo siempre estable e inalterable en el mismo punto. Así se consigue que el pretendido educado sepa lo que esta mal o esta bien, lo cual le aportará tranquilidad y seguridad. Y por tanto que se esfuerce en evitar lo primero y conseguir lo segundo.

    En cuanto a la forma de hacerlo, si fueras informática (o estratega friki que aplicara los principios del Sun Tzu al Wow, al Risk, y al quake, entre otros), a lo de ‘One step…’ le llamarías “divide y vencerás”. Y es una técnica muy efectiva.

    Me gustaba más la foto del letrero, tenía más mala baba…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s