En contra de la gilipollez.

Publicado: 8 agosto, 2012 en Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Feminismo, Mi vida es así
Etiquetas:, ,

Hace poco escribí un post contándoos que yo nunca discuto. Bien, pues ahora os voy a contar la excepción 🙂

Hay algo que no soporto. Y es una de las pocas razones que consigue que me hierva la sangre y que me enfade. E incluso que deje de relacionarme con la persona que lo hace.

Y es algo muy simple: odio que alguien intente imponerme su opinión.

También odio la intolerancia, pero para mí son lo mismo. Los intolerantes consideran que ellos son lo que tienen razón, y que todos los demás están equivocados. Y ,además, se creen con el derecho de usar la fuerza (tanto psicológica como física) para conseguir que los demás lo acepten.

Todo el mundo puede tener su propia opinión, y puede defenderla, si cree que es correcta. Pero, por qué tengo que acatar yo esa opinión, si pienso lo contrario? Y no digo que tengamos entonces todos que ateneros a lo que yo pienso. La única opción, a mi parecer, es que cada uno tenga la libertad de elegir y de vivir en consecuencia.

El problema: que la gente considera que con su libertad de elegir puede destrozar los derechos y libertades de los demás. Y claro, aquí empiezan los temas espinosos. Los que chocan entre la libertad individual de una persona y la de los demás.
Un tema recurrente en este asunto, es el tema del aborto, que está tan a flor de piel últimamente, gracias al PP y sus ganas de cambiar incluso lo que estaba más o menos bien (y no he dicho mejorar, sino cambiar, porque normalmente lo hacen a peor).
He tenido esta discusión muchas veces, pero ahí va mi punto de vista, que no digo que sea el correcto.

Dónde termina la libertad de la madre y empieza la del bebé? Qué principio es más válido, el religioso, que dice que en el momento en que hay fecundación el bebé ya tiene alma y es, por tanto, un asesinato? O el científico que ha estudiado el desarrollo de los órganos del feto y ha trazado una línea artificial? Bueno, yo soy bióloga, y una de las asignaturas de la carrera era memorizar las etapas embrionarias, con todos los pasos del desarrollo. Y mi opinión es la basada en la ciencia. Para mí, más vale un aborto a tiempo que una vida miserable para un niño no deseado. Pero también conozco a muchos científicos que opinan lo contrario. Y bueno, quién soy yo para rebatírselo? La opción es personal, y cada uno hará aquello con lo que pueda vivir el resto de su vida. Pero si no les das la opción… algunos lo harán de todas formas, poniendo en peligro la salud, y otros no lo harán, y las consecuencias serán peores. Y sí, también habrá casos en los que salga todo bien, y la vida sea de color de rosa.

Pero lo que no soporto es que la Iglesia, esa que recomienda a un país devastado por el SIDA no utilizar condones porque Dios prefiere que no se practique el sexo más que para procrear (bullshit, como dirían por aquí, y tengo una entrada relacionada con eso también, véase: Para mayores de edad), y que justifica a los que han abusado de niños durante décadas, haciendo sus vidas mucho más miserables incluso que si hubieran nacido en una familia que no les quería; sí, que esa misma Iglesia, me imponga a mí lo que tengo o no tengo que hacer. Porque yo no creo en Dios, y me saca de mis casillas que prediquen la pobreza cuando su líder tiene un manto y un cochecito que podrían dar de comer a un país entero africano durante meses, sino años. Porque no hace falta temer a un Dios vengador para comportarse como es debido. Porque los que no tenemos el perdón de Dios cada domingo, tenemos que ser buenos y compasivos siempre, pues nuestra conciencia no se limpia por arte de magia. Porque la religión será necesaria para las sociedades, y para que la gente pueda seguir viviendo tranquila pensando que esto no es todo lo que hay (otro día hablaré de eso). Pero la Iglesia y sus leyes (e injusticias) no lo son. Y aunque he puesto el ejemplo del aborto, porque es el más reciente en mi memoria, podría despotricar de que no se considere matrimonio a las uniones homosexuales; de que se traumatice a los niños, pero sobre todo a las niñas, y se les impida tener una vida sexual completa y satisfactoria, con terror y vergüenza; de que la pena de muerte siga estando permitida en muchos países “civilizados” a estas alturas;… y un larguísimo etcétera. No siempre relacionados con la Iglesia 😉

Eso sí, recuerda, no soporto discutir, así que como intentes imponerme tu opinión o no te molestes en escuchar mi punto de vista, acabarás hablando a una pared, pues no voy a escuchar ni una palabra de lo que digas. Pero no te interrumpiré, sólo por ver cuándo te das cuenta de que no estoy escuchando. Y que no te extrañe si parece que nuestra relación se ha enfriado a partir de ese momento, o si evito conversaciones serias en tu presencia. No te lo tomes a mal, es personal, pero no con mala intención 🙂

Anuncios
comentarios
  1. Thomas A. Anderson dice:

    ahí, ahí, que se enteren de lo que vale un peine.

  2. Jamás se puede imponer nada a quien se parapeta tras sus convinciones, no siempre acertadas. La humildad es muy importante llevarla en las alforjas para avanzar por el camino del conocimiento, interior y exterior. Aquél que cree saberlo todo, nunca podrá aprender nada. Hay mucha diferencia entre escuchar a un necio y hacerlo con un sabio. Es necesario discernir la diferencia. Estoy en total desacuerdo con todo lo que dices, pero daría mi vida por defender el derecho que tienes a decirlo. Con todo, siempre te ofreceré mi copa, pero nunca te obligaré a mojar tus labios.

  3. Hola Silvia, te he nominado al Very Inspiring Blogger Award, espero que lo aceptes, más info en mi blog http://100pasos1suenho.blogspot.com.es/ 😉

  4. Luis dice:

    Me ha decepcionado bastante tu sectarismo sociata, más siendo una de las que disfruta de lo contrario que defiende esa gentuza (el país de la libertad, EEUU, donde los rojos caben en un taxi y las opciones políticas más izquierdistas están más a la derecha que el PP). Para cumplir el tópico, además eres de los que no respeta a los religiosos (yo no lo soy, pero no los critico)

    Te invito a reflexionar tu propio caso y el de miles de rojos millonarios que predican lo contrario de lo que viven (todos los dirigentes de IU y PSOE viven a cuerpo de rey en zonas megapijas de Madrid y ciudades correspondientes) Y ADEMÁS DEFIENDEN DICTADURAS como Cuba, Corea N, Venezuela…

    El resto de tus post, bien (de momento)

    Un saludo desde Murcia 🙂

    • catuxa20 dice:

      Que yo sepa nunca he hecho ninguna alusión a la política en este blog. Principalmente porque la odio. Así que lo de “sectarista sociata”… voy a necesitar una definición para entender el significado 🙂 La política ha influido muy poco en mis ideales o en mi forma de pensar, al igual que en el hecho de que viva en EEUU. Vivo aquí porque en España la ciencia no existe, y el clima del norte de Europa no me gusta. Pero ni apoyo ni comparto o dejo de compartir la política americana, ni sus principios. La gente aquí no tiene ni idea de lo que pasa fuera de sus casas o barrios. Ni les interesa. Porque los han educado así. No me importa lo más mínimo si son de derechas o no, mientras sean agradables y se pueda vivir a gusto.

      Los religiosos… conozco a algunos buenos, y los respeto. Cada uno es libre de creer en lo que quiera. Yo no considero que esté mal la Religión. Si son felices pensando así, chapó por ellos, que difundan toda la bondad de la que sean capaces, que en este mundo hace falta. El problema lo tengo con la Iglesia como institución, que predica pobreza y justicia y un montón de mentiras que ellos no cumplen. Y encima te lo restriegan en la cara. Te hacen sentir culpable por hacerte una paja o te meten en la cabeza que el sexo es malo, que es sucio y depravado, a menos que vayas a engendrar un bebé, cuando ellos violan inocentes niños. Te piden dinero y sacrificio por los pobres, y luego se gastan millones en arte, restauraciones, ropa de los cabecillas… Se puede ser bueno, generoso, empático y odiar el dolor ajeno… sin tener que creer en Dios. Y se puede creer en Dios sin tener que apoyar la Iglesia, que como institución hace mucho tiempo que dejó de seguir sus enseñanzas y se ha convertido en un negocio.

      Lo de que viva como millonaria… que más quisiera yo. Aquí se respeta la ciencia, pero no me voy a hacer rica trabajando en ella, ni aquí ni en la Conchinchina. Y lo de las dictaduras ya sería tema para otro post.

      Me alegro de que te gusten el resto, de momento 🙂

      Un saludo desde América.

    • The Chosen dice:

      Por supuesto, en un post contra la imposición de ideas, no puede faltar alguien de derechas que se ha picado. Y pongo de derechas por no usar “Fascista” a modo de insulto. Ya sabes, como un Fascista usa “Sectarismo sociata”.

      Además, de que te quejas exactamente? de que quieres salir del país y tus estudios no te dan seguridad? de que quieres vivir en Madrid como un megapijo y no puedes? o en realidad es que estas frustado porque votaste a uno que no es un “sectarista sociata”? que te ha engañado miserablemente y del que al igual que él, no se si por no ser “sectarista sociata”, no puedes reconocer que te equivocaste y que hay que hacer algo para arreglar la situación.
      A lo mejor es que no te gusta lo que están haciendo en nuestro país los no “sociatas gentuzos” en nuestra estupenda y super participativa democracia y por eso tienes que hacer referencia a sistemas de otros países en los que en la comparación no salgamos tan perdiendo.

      Quizas pienses que soy un “sociata gentuzo” por osar contestarte. Te equivocas, otra vez. En determinadas situaciones puedo ser mucho mas de derechas que tú. Lo que ocurre es que a diferencia de la mayoría de los que les gusta la política, los que la sacan en un post donde no se mencionaba, a deferencia de ti, no soy de un partido político como el que es de un equipo de fútbol. Acostumbro a analizar y pensar antes de opinar. Así que si tienes alguna discrepancia, arguméntala y no uses las orientaciones políticas de la gente como escusa para desahogar tu impotencia… como “fascista defraudado gentuzo”.

  5. Pedro dice:

    ¿Pero con quién te has cruzado mujer? Con un fundamentalista católico, o qué??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s