La gente feliz no consume

Publicado: 16 septiembre, 2012 en Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Mi vida es así

El otro día me crucé con esta afirmación:

La gente feliz no consume’.

Que alguien había tomado prestada del libro 13,99 euros, de Frédéric Beigbeder.

Y aunque es una frase simple y lógica, era algo que mi mente no había llegado a asimilar con palabras tan sencillas hasta el momento en que leí esa frase.

No me entendáis mal, yo soy feliz, y no soy consumista (bueno, no demasiado). Y siempre que veo a gente comprando simplemente por el hecho de comprar, o comentando que tienen el iPhone 4S, pero están deseando que salga al mercado el iPhone 5 porque lleva un montón de cosas nuevas… me da lástima. Siempre he sentido que si necesitan gastarse el dinero en algo tan tonto (ya tienes un iPhone, para que quieres dos!!), es porque no tienen nada mejor en su vida. O porque lo tienen pero no saben apreciarlo. O simplemente porque son idiotas.

Así que en el fondo sí sabía que no eran felices, porque a toda la gente feliz que conozco le importa muy poco lo que está de moda. Era algo que mi subconsciente sabía, pero que no lo podría haber puesto en palabras tan sencillas.

Y es que es así de simple. Si eres feliz, no te importa el móvil que tienes, ni el coche que conduces, ni llevar ropa de la temporada pasada. Porque si alguien se ríe de tu móvil enseñándote el suyo último modelo, tu vas a estar pensando en el fin de semana tan fantástico que pasaste en una casa rural en la montaña con el dinero que te ahorraste al comprarte el móvil. O simplemente vas a mirar con cara de desconcierto a esa persona, intentando entender porqué considera que ese aparatejo de 600 euros es mejor que el tuyo de 20, cuando su única función real es llamar por teléfono.

No sé, quizás es que soy muy inocente y no entiendo el placer que te puede dar el comprar algo mejor que lo que tiene tu vecino, solo para ver la cara de envidia que pone.  O la satisfacción que puede dar el pagar 200 euros por una camiseta, cuando con ese dinero te puedes comprar más de 10, simplemente para que la gente vea que te puedes permitir ese gasto.

Quizá porque a mí me gusta mi vida, y no necesito mostrar al mundo lo genial que es. No me hace falta que los demás me digan lo afortunada que soy, ya lo sé. Porque las cosas que me hacen feliz no cuestan dinero. Porque el dinero no da la felicidad. Ayuda, eso sí, pero no ayuda porque te permita comprarte todo lo que quieres, sino por no tener que preocuparte de las cosas que necesitas.

Como dijo Agustín de Hipona (e Ikea): Porque no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Y yo necesito muy poco para ser feliz.

Anuncios
comentarios
  1. The Chosen dice:

    Si que me sales baratica, si 🙂

  2. calvanki dice:

    oye, que a mi los mapas de mi smartphone me han sacado de más de un aprieto ojo!!!

    • catuxa20 dice:

      Si por eso tengo un iPhone yo también, que aquí me viene genial tener mapas y el google… :p Pero yo me compré el iPhone 4 cuando ya había salido el 4S… (excusas baratas, jajajaja)

  3. calvanki dice:

    y me gustaría que vieras las colas que se hacen cuando sacan un nuevo aparatito apple en la tienda de al lado de mi curro, jajajaj, es para troncharse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s