How you doing?

Publicado: 30 octubre, 2012 en América, Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Mi vida es así
Etiquetas:,

Esta mañana he ido al médico de cabecera por primera vez (ya iba siendo hora, que llevo aquí 9 meses). Y me ha chocado la diferencia de trato con los médicos en España. Aquí todo son sonrisas, y cómo estás, y qué tal te va el día, y encantada de conocerte… alguna se pasa de entusiasta y da hasta ganas de decirle que se relaje un poco, que no es un colegio de primaria. Nunca he ido a una clínica privada en España, así que no sé si la diferencia se debe únicamente al hecho de que eres un cliente, no un paciente. Si no te tienen contento, te vas a la clínica de al lado. Supongo que en todas partes las privadas tendrán más cuidado con el trato. No tienen la excusa de la Seguridad Social, que van estresados y tienen que tratar al triple de pacientes en el mismo tiempo, y si no te gusta… pues te aguantas.

PolitenessPero después del médico pasé por el banco. Y ahí ya no hay disculpa. Los bancos te roban en todas partes, pero al menos aquí lo hacen con buenos modales. Te reciben siempre con una sonrisa de oreja a oreja, y se desviven por satisfacer tus necesidades. No hace falta que seas millonario para que te presten atención y te resuelvan todos los problemas lo más rápido posible. El trato que me han prestado ha sido siempre impecable. ¿Y no me digas que no pagas más a gusto las comisiones o los intereses si el servicio es bueno? Es como la propina obligatoria en los restaurantes, sabes que la tienes que dejar (al menos en EEUU), ¿pero no lo haces más a gusto cuando el camarero ha sido amable y servicial? Porque en España los bancos me roban tanto como aquí, pero es que encima allí tengo que soportar al amargado del cajero con su cara de pocos amigos y su falta de modales. Que llegas tú preguntando algo que no entiendes y pidiendo varias transacciones y se te pone una cara de disculpa por robarle el tiempo, mientras la suya es de: ‘te voy a perdonar la vida por esta vez, pero que no se repita’. Sé que su trabajo es aburrido, pero no es mi culpa, que se busquen otra cosa.

Sin embargo no todo son caras amables y sonrisas por aquí. He notado mucha diferencia entre las clases altas y las bajas (o lo que sería lo mismo en esta zona, entre los blancos y los negros). No quiero generalizar, que hay de todo, pero es la sensación que me da. Vas por los pasillos de la Universidad o el hospital, o incluso por la calle, y el 90% de la gente que te saluda  y te dice ‘How you doing?’ (te conozca o no, normalmente es que no en mi caso) son negros, y generalmente desempeñan los trabajos de baja o media cualificación. Los dependientes del banco, las cajeras de los supermercados, dependientes de comercios… todos se pueden incluir en este grupo (da igual la raza). Pero al salir del trabajo, creo que solo los afroamericanos extienden esa amabilidad al resto del día. Te puedes cruzar con 10 médicos y ninguno te mirará a los ojos, o si lo hace no pasará de una sonrisa superficial y transitoria. Pero te cruzas con el de la limpieza, y empieza a sonreír desde el otro lado del pasillo, y nunca pasará sin decirte algo, incluso estando en medio de una conversación.

Cuando vas por la calle es un poco más impactante, porque a veces te cruzas con alguno que lleva las pintas típicas de pandillero de película, que no sabes si cruzar la calle o disimular. Y al llegar a tu altura te saludará (a veces sin sonrisa, para parecer más malotes) y te dejará sin saber cómo reaccionar, porque no te lo esperabas. Otros dan miedo de verdad, y aunque te saluden miras al suelo, por si acaso, pero son los menos.

Eso sí, si dicen algo más que el How you doing, ma’am?, yo me pierdo, porque no hay dios que los entienda hablar. Pero a amables y agradables no les gana nadie.

Tanto racismo y discriminación, y les podrían enseñar modales y respeto. El problema es que la mayoría de la población es negra, pero casi todos son de bajo nivel adquisitivo, mientras que en la minoría blanca, la mayoría son clase alta. Así que casi todos los problemas los causan los negros (robos, atracos, narcotráfico…), pero no por ser negros, sino por ser pobres y mayoría. La estadística no engaña, y el racismo no tiene razón de ser.

Racismo

Anuncios
comentarios
  1. The Chosen dice:

    A mi me hace gracia que aunque la diferencia en Durham entre poblacion Blanca y Negra es de menos de un dos por ciento, en la radio local se siguen refiriendo a ellos como una minoria. Es curioso que la suma de las “minorías” resulte diez puntos porcentuales superior a la “mayoría”.

  2. calvanki dice:

    Hombre, desde luego suena raro que todo el mundo vaya saludándote por la calle, jeje, sean del color que sean.

    • catuxa20 dice:

      Teniendo en cuenta que casi nadie va por la calle (aquí no se camina), pues con suerte te encuentras a uno cada 500 m, así que sí, te van saludando 🙂 Es lo que tienen los pueblos pequeños, no me imagino eso en NY… jejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s