Una lección de humildad

Publicado: 27 noviembre, 2012 en Consultorio de doctora Silvi, Estudios antropológicos, Mi vida es así
Etiquetas:, ,

Llevo desde el 2000 embebida en ciencia. Primero la carrera, en la que estudias una base de todo lo que incluye la palabra Biología. Después el doctorado, en el que te especializas en un mini-aspecto de una de las ramas, en mi caso en ‘el mecanismo de silenciamiento génico de RNA en hongos’, que es una minúscula parte de lo que puede englobar la Genética. Y ahora el postdoctorado, en el que sigo trabajando en lo mismo, aunque no exactamente en el mismo aspecto de ese mecanismo. Y después de 12 años de preparación, la gente me considera experta en Genética. Me preguntan mi opinión y aceptan mis razonamientos. Cuando escribo posts sobre ciencia, nadie duda de la veracidad de los mismos. Estoy capacitada para dar clase en la universidad, para dar charlas en congresos internacionales, para escribir capítulos de libros de texto (si a alguien le interesara que yo escribiera uno, claro), para publicar artículos científicos en las mejores revistas. Puedo enseñar a nuevas generaciones de científicos.

Mientras, en el laboratorio soy la nueva. Todo el mundo sabe cómo funciona todo mejor que yo. Cómo se hacen los experimentos y cómo manejar a Crypto (el nuevo organismo con el que trabajo) para que se comporte como debe. Todos saben más que yo en ese tema, y me paso el día preguntando. Además, hay miles de personas muuuuy inteligentes a mi alrededor. Asisto a charlas y conversaciones en las que todo el mundo muestra lo listo que es y lo bien que trabaja. Mis 12 años de experiencia no son nada comparado con la media. Durante la mayor parte del día me siento pequeña e inculta. Hay millones de artículos que no he leído, miles de campos que no he tocado, montones de líneas de investigación que no sé ni que existen. Hay gente con cientos de artículos publicados en mi edificio, y tenemos hasta un premio Nobel en el piso de arriba (desde hace muy poco, que se lo han concedido este año).

Sí, es cierto, hay mucha gente en escalones más bajos que yo de esta pirámide, estudiantes de carrera que apenas se han asomado a la ciencia, predoctorales que están empezando a sufrir el verdadero significado de la palabra investigación. Pero si miro hacia arriba, ni siquiera soy capaz de ver la cima.

big fish in small pond

Por mucho que trabajes, y que estudies y que te esfuerces, siempre habrá alguien que trabaja más que tú, que estudia más horas y que se esfuerza más. Por muy inteligente que creas que eres, siempre habrá alguien más inteligente que tú (excepto si eres Sheldon Cooper, claro). Lo que nos hace únicos no es una de nuestras virtudes, sino la suma de todas las virtudes y defectos que tenemos, y lo que hacemos con ellos. No midas tu valía en comparación con los demás, pues solo podrás medir una de las cualidades. La única forma justa de comparación es contigo mismo. ¿Eres mejor persona ahora que hace 5 años? ¿Eres más sabio? ¿Más comprensivo? ¿Has luchado por lo que deseas? ¿Por ser quien quieres ser?

No te conformes con lo mediocre con la excusa de que siempre habrá alguien mejor que tú, porque entonces será cierto. Tú mismo antes de rendirte eras mejor que tú después de darte por vencido. No pierdas la carrera contra ti mismo. Sería un poco triste quedar el segundo en una carrera en la que solo participa uno, ¿no crees?

Anuncios
comentarios
  1. Seba san dice:

    nada que decir! un ejemplo =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s