Madredelamorhermoso

Publicado: 17 octubre, 2013 en Locuras, Mi vida es así
Etiquetas:, ,

Tener que tomar decisiones que sabes que van a cambiar totalmente tu futuro, no es agradable (por no decir que es una putada). En ocasiones veo muertos lo tienes muy claro: es algo que deseas con todas tus fuerzas y que va a revolucionar toda tu vida, y es el momento oportuno. No hay vacilación. Pero otras veces, a pesar de querer algo y saber que es una oportunidad única, no puedes elegir esa opción sin antes sopesar las consecuencias. Puede que sea lo que quieres, y te lo están dando en bandeja, pero a lo mejor no es el momento adecuado, o tienes otros compromisos que deberías cumplir antes de dar ese paso, o alguna situación personal te lo impide. Y ahí empieza el dolor de cabeza.

omg-baby¿Y por qué os cuento yo este rollo? Pues porque resulta que me han ofrecido un trabajo buenísimo. Profesora de universidad, colaborando para instaurar el programa de doctorado de Biología Molecular desde cero… y en el caribe!!!!! OH MY FU*#ING GOOOOD!!!! Es mi trabajo perfecto, yo quiero ser profesora de universidad, pero es que si encima me quieren para diseñar la línea de investigación, organizar proyectos, dirigir tesis… Pues lo flipo en colores. Porque en el fondo debo ser buena para que me ofrezcan algo así, o al menos mis dotes artísticas para disimularlo son la leche. Que aquí una sigue pensando que es una impostora. Pero si me dan un puesto de ‘jefa’, pues ya seré la Impostora, con mayúsculas. Pero lo mejor de todo, es que es todo en español, y en una isla del caribe… Me va a dar un algo…

Y os estaréis preguntando (porque yo también me lo pregunto), ‘Y que coño tienes que pensar!??!?!?!’. Pues eso digo yo… Pero sí, tengo que pensar, cosa que no se me da demasiado bien.
Resulta que yo me vine a los EEUU porque mi jefe necesitaba terminar un proyecto muy interesante que dos personas habían intentado sacar adelante pero habían desistido por no conseguir resultados. Y ahí entré en escena yo. Era algo muy similar a lo que había hecho durante mi tesis, así que me contrató esperando que yo solucionara todos los problemas. Y sorprendentemente todo fue como la seda, hemos tenido un montón de resultados muy chulos, y hemos escrito un artículo buenísimo. Y como mi jefe es quién es, y el proyecto lo vale, pues lo hemos enviado a Nature para que nos lo publiquen. Con dos coj… El caso es que todavía estamos esperando la respuesta del editor. Los que seáis del gremio, sabréis que una revista científica como esa no acepta cualquier artículo, y los que acepta los suele someter a duras revisiones en las que se suelen pedir muchos experimentos extra. Como todas las demás revistas, pero peor. Así que lo mismo me tengo que pasar otros 6 y 8 meses haciendo experimentos para que lo acepten. O puede que lo rechacen y tengamos que probar suerte en otra revista, esperar otro mes o mes y medio para obtener respuesta y vuelta a empezar. El caso es que esto suele llevar tiempo. Y es justo lo que yo no tengo, porque mi trabajo soñado me obligaría a empezar en Enero.

Algunos me dicen, ¿para que quieres el Nature si ya has conseguido el trabajo que buscas? Y no les falta razón. Pero no es que quiera el Nature (que por supuesto lo quiero, es lo mejor que voy a publicar en mi vida, aunque al final no sea en Nature), es que cuando acepté el contrato de mi jefe, me comprometí, implícitamente, a avanzar el proyecto y publicar este artículo. Y si se me ocurre largarme antes de que esté aceptado, la ira de mi jefe caerá sobre mi (metafórica- y no tan metafóricamente). No sólo eso, mi directora de tesis es colega de mi jefe, y su grupo ha colaborado con nosotros. También los estaría dejando a ellos en la estacada. Y no es sólo que no me guste decepcionar al personal, es que estaría cabreando a un montón de gente a la que probablemente tendré que pedir ayuda en algún momento del futuro.

Así que aquí estoy, mordiéndome las uñas en sentido figurado (puaj, que asco), esperando una respuesta que puede cambiar mi vida, o dejarme donde estoy pero encima resentida. Qué vida más dura tengo, que a lo peor tengo que decidir entre el trabajo fijo que todos queremos, o publicar un Nature (que se dice pronto). Ya sé que me estáis odiando ahora mismo, no os guardo rencor, yo también lo haría. Lo gracioso es que no sé cómo he llegado a esta situación. Yo pensaba que estas oportunidades solo las tenían los que trabajaban duro de verdad y se dejaban la piel y la vida en el laboratorio. Mi flor en el culo [que se merece un post aparte] ha debido crecer en la misma medida en la que yo he ido engordando por culpa del matrimonio. Me lo tendré que hacer mirar…

Yo_kiero_un_flor_en_el_culo_by_YGARZA

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Es una dificil decision, pero tu eres fuerte y en el fondo sabes lo que quieres,lucha y nunca te arepientas de lo que decidas, un abrazo, tú vales mucho y acertaras , sea la que sea tu decision, un abrazo y hasta pronto, te tero

  2. nurananu dice:

    Hola Silvia,
    Esta es la clásica decisión imposible de tomar intelectualmente… En mi opinión, vas a tener que dejar que sea tu estómago quien decida, apartando razones y emociones. Felicidades por encontrarte en semejante tesitura. Pase lo que pase va a ser bueno! ya verás! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s