Odio el frío

Publicado: 18 noviembre, 2013 en Locuras, Mi vida es así
Etiquetas:,

frioPara alguien que ha nacido en Galicia, es un poco irónico, lo reconozco. Pero lo odio, con todas mis fuerzas. En este caso una infancia junto al Mediterráneo ha prevalecido sobre la genética

Cuando oigo a gente decir que con el frío se sienten vivos, que es mejor el frío que el calor porque con el frío simplemente tienes que abrigarte y que el calor cansa… Me dan ganas de repartir leches con la mano abierta. Debe ser que su cuerpo reacciona de forma muy distinta al mío. Porque a mi me duele tener frío. A lo mejor es porque soy minúscula y no retengo bien el calor, o quizá mi sistema de regulación interno de la temperatura viene defectuoso de fábrica. Pero lo paso mal.

Recuerdo cuando fui a comprarme un nórdico por primera vez. Estaría yo cerca de la mayoría de edad. Entramos en la tienda y pregunté por el nórdico más abrigado que tenían.

–       ‘Pues para aquí (Murcia) tenemos unos que funcionan muy bien, para temperaturas medias…’ – Me contesta la dependienta, muy maja ella. [Bueno, he hecho una traducción al español, en realidad fue algo más así: ‘Pueh paquí tenemoh unoh que funciona mu bienh, pa temperaturah mediah’, pero vosotros me entendéis].

–        ‘Te he pedido el más abrigado, no el que mejor funcione.’ – la interrumpo.

–       ‘Pero lo vas a usar aquí, ¿no?’.

–       ‘Eso es irrelevante’.

–       ‘Pues es que tenemos uno solo más abrigado que esos, pero es para sitios más del norte o las montañas, porque es para temperaturas muy bajas…’.

–       ‘Mira, ese me va perfecto’.

–       ‘Yo no te lo recomendaría, en serio, que vas a pasar mucho calor’.

–       ‘No te preocupes que sé lo que me hago’.

Y a casa me fui con mi nórdico nuevo más feliz que una perdiz. Ahora estaréis pensando ‘pues se habrá asfixiado…’. ¿Me creeríais si os digo que alguna vez he tenido que echarme una manta extra encima del nórdico? Sí, en Murcia. En Murcia capital, no en Sierra Espuña. Y tan feliz. Sopesé muy seriamente traérmelo a USA, pero era más caro transportarlo que comprarme uno nuevo, así que, muy a mi pesar, tuve que desechar la idea. A esos extremos llego.IMG_9144

Yo debería haber nacido en Canarias o algo así. Mira que Murcia parecería un buen sitio para vivir, con un verano que dura unos 8 meses y un invierno de tres semanas. Pero sigue siendo frío para mis estándares. Porque con la excusa de que no hace frío, las casas no tienen calefacción y no retienen bien el calor. Y tampoco tenemos ropa de abrigo. Como no vayas a la sección deportiva, en la parte de deportes de invierno, olvídate de encontrar ropa de invierno, de la de verdad. Nosotros solo tenemos ropa de entretiempo, como lo llamaba mi madre. Así que el abrigo que llevas las únicas dos noches que hace -6º, es el mismo que te pones con 15. Y así, no. Que yo al final paso más frío en esas tres semanas de NO-invierno que el que supuestamente pasaría en el norte. O eso dicen. Yo no acabo de creérmelo.

Por suerte cuando me tocó venirme a USA no salí mal parada. No es Murcia, pero tampoco hace demasiado “frío”. O eso me aseguran, porque yo lo paso mal igual. Y es que es un poco vergonzoso ir con gorro, bufanda y guantes cuando hay gente todavía en pantalón corto, pero oye… ande yo caliente… Se supone que tendría fácil arreglo, no salir a la calle, y punto. En Murcia sí que era fácil, tres semanas de hibernación y vuelta al verano. Pero aquí puede durar unos 6 meses el invierno (o más), así que ya me podéis llamar por mi segundo nombre: Ermitaña. Menos mal que ya no me gustaba la gente de antes, sino iba a pensar que me estaba volviendo huraña por momentos. Mi sofá, mi manta y yo somos uno, y uno muy feliz, todo sea dicho. Y si me estoy perdiendo cosas geniales que solo ocurren durante el invierno… Pues oye, ¿qué le voy a hacer? A mí el viento cortante en la cara, pues como que no me gusta. Y el que se me congelen las orejas me da dolor de cabeza. Y tampoco me facilitan el ir envuelta como un esquimal, con capas y capas de ropa, porque luego entras en cualquier sitio y tienen la calefacción muy alta. Así que la opción de llevar el pijama por debajo de los vaqueros tampoco es muy satisfactoria…  Son crueles conmigo.

Por todo eso, he decidido que me merezco un respiro de esta tortura. Me voy al Caribe una semana para ir haciéndome a la idea de que ‘Winter is coming’.  Os doy permiso a odiarme todo lo que queráis. Yo también lo haría. ¡Nos vemos pronto!

 

Gato-sol

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s