El fin del anonimato

Publicado: 7 marzo, 2015 en Consultorio de doctora Silvi, Mi vida es así, Sin categoría
Etiquetas:,

Avatar

Hace un tiempo os conté que tanto mi familia como mi familia política habían empezado a leer mi blog (¿qué tal? ¿todos bien? ‘Insertar aquí una cara angelical’ 🙂 ). Eso me había provocado un pequeño receso en mi proceso creativo. Lo que implica que ahora suelo releer mis posts antes de darle a publicar, porque obviamente no es lo mismo escribir para completos desconocidos que para mis suegros (y eso que mis suegros son la mar de agradables 😉 ). Ya no puedo ir diciendo ‘cacaculopedopis’ tan libremente por las redes, porque todo se sabe. Y mi madre puede acabar comentando con mi suegra la barbaridad que su hija ha ido contando por aquí, que ella no me educó para esto. ¿Dónde han quedado los días de completo anonimato, cuando absolutamente nadie se molestaba en leer mis desvaríos varios?

Por fortuna no soy yo muy de avergonzarme ni de medir mucho mis palabras. No será la primera vez que un pensamiento ha escapado de mi cabeza sin filtro ninguno y me ha provocado algún que otro problemilla. Pero un blog tiene buena memoria y las palabras se quedan escritas. Y lo peor, que se pueden releer una y otra vez. Y mi madre podría echarme en cara aquel comentario que escribí en el 2010, porque no lo considera adecuado ni oportuno (suerte que mi madre no es así, loviu ma! :* ). Pero aunque no se note demasiado, ahora tengo en mente a toda esa gente a la hora de escribir, no se vayan a tomar mal alguna de mis barbaridades y me retiren la palabra o algo -insertar aquí otra cara angelical-. Y el proceso creativo se vuelve doblemente complejo. No solo tengo que intentar escribir algo gracioso y que merezca la pena perder un rato de nuestras ocupadas vidas en leerlo (cosa nada sencilla), sino que me veo obligada a evitar registros tan útiles como echarle siempre la culpa a la suegra de todo- insertar aquí cara doblemente angelical con ojos de gato con botas de Shrek-.

gato_shrek

El caso es que mi imperfectamente diseñado avatar, que tardé en fabricar un tiempo máximo de 5 minutazos, imaginando, con toda esta ingenuidad mía, que sería imposible rastrear mi verdadera identidad (o más bien, que nadie se molestaría en hacerlo), ha perdido totalmente su pretendida utilidad. Doctora Silvi ha salido de su escondite, o más bien me han echado a patadas. Mis recién estrenados alumnos han localizado, con pasmosa facilidad, mi blog. No es que estuviera escondido, ni mucho menos, pero había intentado mantenerlo al margen de mi buen nombre de científica responsable y trabajadora. Por disimular un poco. Porque con conocerme ya se sabe que de responsable y trabajadora tengo lo justo. Pero no solo han encontrado el blog, sino que encima se han leído estos desvaríos que tengo a bien plasmar en este mi rincón. Espero por su bien que se hayan quedado en los más recientes, que aunque la pinza se me va siempre bastante, un poco más contenida si he estado (¡gracias suegros!).

¿Con qué cara llego yo ahora a clase y les pido que me vean como a una figura de autoridad? ¿Cómo se respeta a alguien que ha escupido aquí todas sus intimidades sin ningún tipo de reparo? ¿Qué tipo de imagen puedo dar después de haber dicho ‘cacaculopedopis’? XD

Pues espero que me lo cuenten ellos, que son los que van a tener que hacerlo, porque si el hecho de que mi suegra me lea no me ha hecho sonrojarme, no creo que esto lo vaya a hacer. Faltaría más que a mi edad (22 años, por si os lo estáis preguntando… 🙂 ) intente corregirme y escribir de forma más políticamente correcta. Pero para la próxima vez ya sé que debería molestarme en crear un nombre falso un poco más trabajado que Doctora Silvi… Y sobre todo dejar de poner enlaces a sitios donde aparece mi verdadero nombre. La próxima vez que publique en Nature no os lo contaré XD

Eso sí, el nombre de Doctora Silvi me lo quedo, que así parece que mi doctorado sirve para algo más que para colgar el título de una pared… Eso el día que tenga un despacho, claro, mientras tanto guarda polvo en un cajón.

Así que bienvenidos, alumnos míos… Y con todo mi corazón os digo:

¡¡Dejad de leer tonterías en internet y dedicaos a estudiar!!

He dicho.

Anuncios
comentarios
  1. Jajaja, me parto y me quedo por aquí 😉

  2. seba dice:

    podes hacer 2 blogs paralelos… este y otro mas y fin del cuento! (algo asi como pasa en la peli ” codigo enigma”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s